Granola casera

La granola es una opción sumamente nutritiva para llenar de energía tus desayunos y tus meriendas. Aquí te explico cómo hago la mía, pero la idea es que adaptes la receta con lo que más te guste, y por supuesto, con lo que tengas a la mano.

Ingredientes

  • 250 gramos de avena en hojuelas (copos de avena)
  • 100 gramos de frutos secos variados sin sal añadida (almendras, avellanas, merey -anacardos, nueces, maní, pistachos…)
  • 50 gramos de semillas (chía, amapola, girasol, auyama-calabaza, linaza)
  • 100 gramos de fruta deshidratada (pasitas, coco, arándanos, manzana, durazno-abaricoque, higos…)
  • 5 cucharadas de miel, si es cruda mucho mejor
  • 4 cucharadas de aceite de coco líquido, si no tienes usa más miel
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • Canela al gusto

Manos a la obra

  1. Mezcla todos los ingredientes en un bol, excepto la fruta deshidratada, y extiende todo en una bandeja de horno lo suficientemente grande.
  2. Hornea a 180º C alrededor de 15 minutos, removiendo a media cocción. Luego incorpora la fruta seca y hornea por 5 minutos adicionales o hasta que esté tan crujiente como desees, con cuidado de no quemar tu granola.
  3. Deja enfriar y guarda en un recipiente hermético.

 

Si tienes alguna duda, si quieres sugerir o pedirme una receta, o simplemente te gustó esta idea, no dejes de escribirlo en los comentarios. ¡Estaré encantada de leerte!

También amaría ver la foto de tu creación, así que si haces esta granola por favor etiquétame en Instagram -> @verdequilibrio y usa el hashtag -> #verdequilibrio. 🙂